Home ACTUALIDAD HOY ES EL DÍA MUNDIAL DE LOS PITUFOS ASÍ QUE VAMOS A CONTAR SU HISTORIA

HOY ES EL DÍA MUNDIAL DE LOS PITUFOS ASÍ QUE VAMOS A CONTAR SU HISTORIA

HOY ES EL DÍA MUNDIAL DE LOS PITUFOS ASÍ QUE VAMOS A CONTAR SU HISTORIA
0
0

Coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Peyo, su creador, hoy se celebra el Día de los Pitufos. Para muchos, sobre todo para los más jóvenes, su mitología se limita a las películas estrenadas estos últimos años. Pero los que ya tenemos unos cuantos años más ya sabemos que las aventuras de estas fantásticas criaturitas azules vienen de muy lejos.
Os invitamos a acompañarnos a un viaje nostálgico entre Pulgarcitos y Zipi Zapes, recordando una época en la que ni existían los bebés pitufos ni la Pitufina, hasta descubrir cómo empezó todo: ¿por qué tienen ese curioso nombre?, ¿y cómo alcanzaron el éxito?

Los Pitufos, una historia pitufísima

Para los pocos que quizás aún lo desconozcan, los pitufos son una especie de duendecillos azules que viven en setas. Todos tienen prácticamente el mismo tamaño, apariencia y vestimenta (unos pantalones y un gorro frigio blanco, que son rojos sólo para Papá Pitufo, que es el sabio jefe del pueblo). No utilizan nombres propios entre ellos, pero tampoco tienen ningún problema para distinguirse entre sí.

A lo largo de la historia han ido apareciendo una serie de personajes recurrentes que se distinguen, y suelen ser nombrados, por sus virtudes o defectos, por sus aficiones o por alguna otra peculiaridad que los caracteriza. Así, tenemos al Pitufo Gafotas, el Pitufo Bromista, el Pitufo Valiente, el Pitufo Goloso, El Pitufo Gruñón, El Pitufo Manitas, el Pitufo Vanidoso, etc.
Su forma de hablar es un batiburrillo confuso en el que se mezclan palabras normales con la plabra “pitufo”, usada indistintamente como sustantivo, como adjetivo o como verbo. Y aunque los humanos son incapaces de entender, los Pitufos distinguen perfectamente, dando lugar a situaciones cómicas y divertidas.

pitufos01-1

 

Sus inicios como secundarios

La primera aparición de los pitufos fue en el año 1958. El dibujante belga Peyo, en aquella época tenía una serie en el semanario semanal Le Journal de Spirou llamada Johan y Pirluit. En la historieta La flauta de los seis pitufos, Pirluit se encontraba una flauta mágica que más tarde le era robada.Como el mago Omnibus la necesitaba enviaba a los dos protagonistas en su búsqueda a un lugar desconocido, el País Maldito, donde encontrarían también a los pitufos.
Al año siguiente, Peyo decide introducir de nuevo a los pitufos en una nueva historia de Johan y Pirluit. En esta ocasión en La Guerre des Sept Fontaines, pero aún lo haría de una forma prácticamente anecdótica. Aunque, como parecían agradar mucho al público, en julio de ese mismo año, con Los pitufos negros inauguró una pequeña colección de mini-relatos en la misma Le Journal de Spirou.

9a3a69997462ad7e4a27c695d25986c8

En enero de 1960, debía salir el siguiente álbum recopilatorio de Johan y Pirluit y, como prueba de las tendencias del mercado, se tituló La Flauta de los Seis Pitufos. Tras eso, Peyo creyó poder prescindir de sus pequeñas criaturitas azules en el siguiente episodio de Johan y Pirluit, pero los editores no tardaron en hacerle notar que los episodios “con pitufos” tenían mayores ventas que los episodios “sin pitufos”. De esta manera, en 1964, en el duodécimo episodio de la serie, Le Pays Maudit, los pitufos ya están presentes en toda la historia. De principio a fin. De hecho, el año anterior ya habían conseguido su serie propia con Pitufofonía en do, y terminaron por provocar la desaparición casi total de Johan y Pirluit ante la falta de tiempo de su creador.

Le-Grand-Schtroumpf_606x341_scaled

 

Y nace la pitufomanía

Hasta el año 1988, Peyo publica 22 álbumes de los pitufos en la revista Spirou. En ese año, la revista dejó de hacerse cargo de las entregas semanales. Pero no porque hubiera decaído el interés, sino porque nacía una nueva revista Schtroumpf! (¡Pitufo!) dirigida a los más pequeños y que, hasta la muerte de Peyo en 1992 aún publicaría 11 álbumes más. Aunque eso tampoco supondría el fin de la serie, ya que sería su hijo Thierry Culliford el que continuaría con su obra hasta la actualidad.
En nuestro país, las historias de los pitufos primero aparecieron en la revista Strong (1969-1971), después en el TBO (1974-1975), en Zipi y Zape, Zipi y Zape Especial y Super Zipi y Zape (1979-1980), en Pulgarcito (1981-1982) y en Fuera Borda (1984-1985). Además de contar con sucesivas ediciones en formato álbum (la más reciente de Norma Editorial).

Los-Pitufos-tendran-nuevo-reboot-en-la-linea-de-su-diseno-original_landscape

¿Pitufos?

El nombre original de los pitufos en francés es Schtroumpfs. El origen de este nombre se remonta a un día en que Peyo estaba almorzando con otro dibujante, André Franquin. Mientras charlaban, Peyo quiso salar su comida, pero fue víctima de una laguna y no le salía la palabra sal. Para salir del paso, le pidió a su amigo que le pasara el “schtroumpf”. Franquin respondió: “Aquí está la schtroumpf -. Cuando hayas terminado de schtroumpfar tu plato, puedes schtroumpfarla de nuevo”. El resto de la comida, los dos bromearon constantemente con la palabra “schtroumpf”.
Cuando los Schtroumpfs fueron traducidos por primera vez al español, la decisión de elegir un nombre recayó en manos de Miguel Agustí, redactor jefe de la revista Strong. Durante un mes estuvo buscando un nombre versátil que pudiera conjugarse fácilmente, hasta que recordó el personaje del Patufet, un clásico del folclore catalán y título de una célebre revista infantil de preguerra. De la castellanización del “patufet” nacieron Los Pitufos.

LOS-PITUFOS-LA-ALDEA-ESCONDIDA-01-1024x693

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Sobre Nosotros - Cómics y Manga

Tour Virtual Norma Comics

Descubre nuestra tienda de cómics, manga y merchandising

Norma Comics, fundada en 1983 en Barcelona, es una de las librerías especializadas en cómics y manga más importantes de Europa, fundada por Norma Editorial. En sus más de 700 m2 se pueden encontrar las novedades y fondos de todos los editores españoles, así como una gran selección de merchandising y productos de regalo no solo relacionados con cómics, sino también con el mundo del cine, la TV y los videojuegos. En el año 2015 se amplió su espacio con la apertura de Glups!, un espacio de restauración y eventos que convierten a Norma Comics en todo un referente para los amantes de la cultura popular.